El Pingarrón

El Pingarrón

El Pingarrón. Su apariencia de lineas suaves, rodeado de los colores de primavera, parece haber dejado atrás los tiempos en los que fue campo de batalla en la Guerra Civil Española

Durante las jornadas que fueron del 19 al 27 de febrero del año 1937, tuvieron lugar los combates por el vértice que conforma el cerro del Pingarrón, entre los ríos Jarama y Tajuña.

Fueron tristemente famosos por la extraordinaria dureza de los sucesivos ataques y defensas que allí se vivieron, así como la imposibilidad de ambos bandos por vencer al contrario. Supusieron así el punto final para la Batalla del Jarama, una de las más importantes de la Guerra Civil Española.

Algunos miembros del GIPL acabamos de visitar el escenario que sirvió para que republicanos y nacionalistas diezmaran sus filas por el control de un pequeño cerro llamado Pingarrón. Aprovechamos para paulatinamente reanudar actividades después de un parón de varios meses en la asociación.

Estos son los restos, imágenes, y el pequeño relato de aquellos combates que dejaron una evidente huella en nuestro paisaje. Una cicatriz de trincheras y fortines, de metralla y restos de un combate que, pasados justo ahora 75 años, dan idea de la lluvia de fuego que debió arrasar el entorno del Pingarrón.

Desde la cima del Pingarrón

La cima del Pingarrón no da pistas sobre lo allí sucedido. Apenas los restos de unas trincheras que a duras penas son reconocidas, un observatorio y una extraordinaria vista sobre buena parte del teatro de operaciones de la Batalla del Jarama.

El monte del Pingarrón es una pequeña altura de 695 metros que se eleva tras el valle del Jarama. Delante, a muy poca menos altura, se abre una estrecha altiplanicie que es la antesala de otro valle, el del Tajuña.

Caminar por la vega del Pingarrón significa estar observado constantemente por este monte. A sus pies parece un cerro sin ningún interés táctico, pero una vez que uno empieza a andar kilómetros se percata de que esté donde esté siempre está a tiro del Pingarrón, destacado por encima de casi cualquier cosa en el horizonte.

El Pingarrón

Vayas donde vayas, "la calva pétrea" del Pingarrón te observa casi sin hacerse notar

El cerro del Pingarrón sería ocupado por las tropas nacionalistas unas jornadas antes de los cruentos combates, el día 11 de febrero, cuando las tropas de Asensio cruzaron el puente de San Martín de la Vega, estableciendo una cabeza de puente sin apenas resistencia de un enemigo en franca retirada tras los durísimos golpes recibidos en las jornadas previas.

Después vendrían los avances rebeldes hacia la famosa Colina del Suicidio y las míticas defensas que allí se hicieron, y a lo largo de toda la Cota 700, por parte de los voluntarios de la XI y XV Brigada Internacional.

Trincheras frente al Pingarrón

Trincheras e innumerables grupos fortificados de ambos contendientes rodean el Pingarrón. En la imagen un centro de resistencia nacionalista.

Apenas una semana después de la suave ocupación del Pingarrón, los republicanos se habían recompuesto y recibían abundantes refuerzos por su retaguardia. Si se cedía terreno era poco y con enormes pérdidas para el enemigo. El frente se estancaba y los republicanos daban claros signos de superioridad, rompiendo en alguna ocasión el frente para sembrar brevemente el pánico entre moros y legionarios.

El mando republicano, envalentonado tal vez por sus últimos logros y la efectividad manifiesta del novísimo material soviético que se estaba recibiendo (tanques T-26B y aviones Polikarpov), pasa decididamente al ataque en la Marañosa y en el Pingarrón. El primero en el flanco norte de la Batalla, en pleno Parque Lineal del Manzanares. El segundo en el flanco sur. El objetivo, estrangular al enemigo, cortarle sus puentes y hacerle retroceder por agotamiento.

Trincheras en el Pingarrón

Posiciones fortificadas en el entorno del Pingarrón

“Posiblemente, entre todos los cerros que han jalonado nuestro frente general de guerra, el de el Pingarrón, en el Jarama, es el que puede escribir su propia historia con mayor cantidad de sangre”.

General Vicente Rojo
“Así fue la defensa de Madrid”

Con su ocupación del Pingarrón, los nacionalistas se disponían a establecer un primer escalón en su avance hacia Morata. Desde el Pingarrón se domina a su espalda el valle del Jarama y el puente de San Martín de la Vega. Delante de él se extiende brevemente la estrecha altiplanicie entre este río y el Tajuña, obligada antesala para acceder al valle de éste y, desde ahí, ya sin oposición natural ni orográfica alguna, fácil acceso a la localidad de Morata de Tajuña.

Trincheras en el entorno del Pingarrón

Trincheras en el entorno del Pingarrón

De haberse utilizado el Pingarrón con efectividad por las tropas nacionalistas, probablemente hablaríamos de otro resultado en la Batalla del Jarama.

Pero el avance rebelde no fue sin coste. El desgaste de las jornadas previas, la dura resistencia de los internacionales y el alto precio puesto a cada palmo de terreno, supusieron un desgate nunca imaginado por el mando nacionalista. Mientras sus tropas de avance se debilitaban, sus reservas se agotaban. Sus generales no calcularon bien los recursos ni la fuerza de un enemigo que en todo momento creyeron muy inferior. Grave error.

Grafiti republicano

Grafiti republicano sobre las paredes de un túnel de acceso a un arma automática que sirvió de asedio al Pingarrón.

Los republicanos, conscientes de esta situación, golpean duramente el cerro. Y lo toman. Las tropas de Líster aniquilan a sus ocupantes la noche del 19, pero sin tiempo a fortificarse son expulsados con igual quebranto.

Mapa ataques y contraataques en el Pingarrón

Mapa ataques y contraataques en el Pingarrón. Objetivos de ambos bandos.

Después será la 19 Brigada la que lo ocupe la jornada del 23, cambiando de manos varias veces ese mismo día y regando de cadáveres de ambos bandos cada asalto y cada defensa.

Mapa posiciones finales Batalla del Jarama Sur.

Mapa posiciones finales Batalla del Jarama (Sur).

Finalmente, el día 27 de febrero, el batallón Abraham Lincoln, de la XV Brigada Internacional, es lanzado al despropósito que suponía pretender tomar una colina ya repleta de defensas enemigas perfectamente blindadas.

Mapa posiciones finales Batalla del Jarama Sur.

Actuaciones que se fueron dando a lo largo de dos semanas de ofensiva y contraofensiva,en todo el frente de la Batalla del Jarama, descartando los flancos..

Casi lo vuelven a lograr, pero el objetivo ya no tenía interés táctico alguno. Los nacionalistas, agotados en su esfuerzo, habían renunciado a todo objetivo en la Batalla del Jarama, dando por buenos unos avances raquíticos que de poco sirvieron, salvo para dar otro argumento al contrario: No Pasarán.

Los republicanos, con un enemigo enfrente perfectamente fortificado dispuesto a resistir o morir, acumularon infinidad de tropas y medios junto al Pingarrón, fortificándose también de igual forma.

Caminando por la vega del Pingarrón

Caminando por la vega del Pingarrón

Exhaustos los hombres y agotadas las estrategias, la Batalla del Jarama se da por concluida en el Pingarrón. La herida del Jarama queda taponada. Pero otras vendrán y desangrarán el país en innumerables frentes por los campos y los pueblos de España.

Esta entrada fue publicada en Actividades socios, Actualidad, Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a El Pingarrón

  1. mari jose dijo:

    Hola, haber si organizais una ruta, antes de que haga mas calor
    He echado de menos vuestras publicaciones
    Gracias por seguir

  2. AGUSTIN RIVERA dijo:

    ESTIMADOS COMPAÑEROS, ME GUSTARÍA ASISTIR A LA VISITA DEL PINGARRÓN, ¿ QUE DEBO HACER PARA ASISTIR ? GRACIAS DE ANTEMANO.

  3. admin dijo:

    Gracias por vuestros comentarios.

    Iremos poniendo en el blog cualquier convocatoria por estas tierras.

  4. Lucas dijo:

    A mí también me gustaría conocerlo. Estaría bien que organizáseis una excursión.
    Un saludo

  5. Rafael dijo:

    A mi me hubiera encantado asistir a este evento y más en este tiempo. El campo debe estar precioso ahora. Quizás uno se sienta incómodo en esos bonitos paisajes sabiendo las cosas terribles que pasaron por allí.
    Espero que si se organiza alguna salida se pueda publicitar con tiempo suficiente para cancelar otros compromisos previos… si se puede.
    Gracias por todo el esfuerzo que hacéis para que no se pierdan los pocos restos de la historia que aún permanecen en pie.

  6. admin dijo:

    Ok, tomamos buena nota.
    No sabíamos que el lugar pudiera despertar tanto interés.
    Precisamente estas salidas son para sondear los caminos posibles y ver la atención despertada.
    Saludos!

  7. Juan Ramón dijo:

    Una jornada sencillamente espectacular, tanto en lo meterologico como por la cantidad de vestigios que quedan y el buen estado en que se encuentran.
    Un diez para tu articulo y la foto del Grafiti.

  8. PAQUITA dijo:

    Ya estamos rebrotando, como la primavera.
    De casualidad recalé aquí, estaba en “launiversidadenguerra”

    Un abrazo, varios: PAQUITA

  9. Julio MM dijo:

    Estimados amigos:

    No consigo encontrar el enlace para suscribirme, me encantaría ver las noticias realcionadas con la guerra Civil y especialmente las rutas y el Pingarrón… Puede facilitarme alguien un mail o, por favor, administrador, escribir al mío que dejo y decirme cómo hacerlo

  10. admin dijo:

    Hola Julio.

    El lugar para hacerse socio es: http://www.parquelineal.es/gipl/asociate.php Bien es cierto que hasta hace unos días no funcionaba. Lo hemos resuelto.

    No hay rutas públicas en breve, pero estamos en proceso de hacerlas. La suscripción como socio garantiza emails directos.

    Otro lugar para estar al corriente de todo es el propio blog. Para suscribirte a las noticias lee el pequeño artículo que escribimos:

    http://blog.parquelineal.es/suscripcion/

    Esperamos haberte servido de ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>