La contaminación: una nueva amenaza para el Parque Lineal del Manzanares

El Río Manzanares, a su paso por el Parque Lineal del Manzanares, ha sido objeto de numerosos estudios para medir la calidad de sus aguas. Desde hace años, distintas Asociaciones y Organizaciones ecologistas vienen denunciando la contaminación a la que están sometidas sus aguas, así como el riesgo que ello supone para la salud de las personas y para la supervivencia de las especies acuáticas.

Su cercanía al área metropolitana de Madrid, así como a otros municipios del sur que han crecido de forma espectacular durante los últimos años, hace que se trate de una zona gravemente expuesta a impactos provenientes de la actividad del hombre. Por este motivo, el Tramo III del Parque Lineal fue declarado Espacio Natural Protegido, para intentar así paliar dicho impacto y conservar joyas naturales como las terrazas del Manzanares, los Cantiles y cortados de Rivas y La Marañosa, o el tramo bajo del río Jarama y su confluencia con los ríos Manzanares, Henares y Tajuña.

A pesar de esta protección, diversos estudios muestran que el nivel de contaminación del Manzanares y del Jarama a su paso por el Parque Lineal es más elevada de lo recomendable por las autoridades sanitarias. Son varios los factores contaminantes. Por un lado, la existencia de huertas y terrenos cultivables afecta a las aguas debido al excesivo uso de fertilizantes y biocidas.

 Por otro lado, a lo largo del Parque Lineal del Manzanares se distribuyen varias Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) que vierten a los ríos Manzanares y Jarama. Muchas veces, esas aguas no han sido tratadas convenientemente, lo que supone un fuerte impacto en la calidad de las aguas de los ríos.


Vertido en el río Manzanares

Otro factor contaminante es la extracción de áridos (en esta zona constituye más del 70% de la producción de la Comunidad de Madrid). Esta actividad produce la desaparición del bosque de ribera y el vertido de lodos al río.

La gran cantidad de infraestructuras que segmentan el Parque Lineal también suponen una grave amenaza para el entorno. Las líneas del AVE que cruzan el Parque, la presencia de polígonos industriales en sus cercanías, y el vertedero de Valdemingómez, suponen una amenaza para la conservación del entorno.

A todo esto se une los excesos de aguas urbanas que se derivan de Madrid junto con las aguas industriales, lo que provoca que el porcentaje de metales pesados sobrepase los límites exigidos por la legislación y los tolerables por el organismo.

Aunque el problema es de sobra conocido por las administraciones locales, regional y nacional, hasta ahora ninguna de ellas ha puesto soluciones al mismo. Esperemos que tales soluciones lleguen antes de que se produzca un daño irreparable en un entorno único por su gran valor ecológico, histórico y arqueológico.

Como a la vaquilla de Berlanga, entre todos la mataron y ella sola se murió.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, Deterioro y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La contaminación: una nueva amenaza para el Parque Lineal del Manzanares

  1. PAQUITA dijo:

    Artículo de denuncia muy interesante. Lo copio y publicaré al mes de haberlo sido aquí -31 de enero-.

    Buen año para todos vosotros y un fuerte abrazo desde aquí al lado -Getafe-: PAQUITA

  2. maika dijo:

    Feliz año para ti también Paquita!!!

    Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>