Ruta por la aldehuela y la Marañosa

El pasado domingo los socios del GIPL nos fuimos de excursión aguas abajo del Manzanares, en la zona de la Aldehuela, hasta llegar a subir ligeramente las primeras estribaciones del vértice Marañosa. Todo un lujo que no todo el mundo puede disfrutar.

Una de las poquísimas zonas en Madrid con las Terrazas del Manzanares prácticamente intactas, o el famoso monasterio de la Aldehuela -realmente un cenobio trapense- fue visita obligada pese a su estado ruinoso y realmente lamentable. A eso añadimos los abundantes restos de la Guerra Civil que nos marcara hace setenta años, fruto de las durísimas ofensivas de los del que llegara a ser general de la República, Juan Modesto.

marañosa y terrazas del manzanares

Los pinos han tomado casi todas las cumbres en un afán repoblador que data de mediados del siglo pasado y que empobrecen el sustrato. Las especies autóctonas y adaptadas, desplazadas, se agarran aún a los cerros de la Marañosa. El carrascal precede al encinar como antesala de lo que debieron ser amplios campos de este último árbol siglos atrás, casi desde que Madrid era un gran mar interior, una serie de canales y lagunas interconectados que formaron una cuenca endorreica.

valdemingomez

Si no fuera por la terrorífica vista de Valdemingómez y su descomunal montaña de desechos, casi se podría decir que pisamos terrenos del Neardental. Las Terrazas del Manzanares, arenosas, bañadas de lascas de sílex de canteras de uno y otro tiempo, son una joya imposible de ver en ningún otro lugar del río.

peine mauser

Junto a todo ello, los restos del enfrentamiento entre españoles aparecen por todas partes para el buen observador. Trincheras de un primer momento excavadas a prisas por nerviosos milicianos, hundidas entre la arena tras las retamas. Desgraciados parapetos de un sangriento ataque al ala izquierda de los del teniente coronel Rada.

La vaina de una ametralladora lewis o el peine de un mauser, son testigos directos del enfrentamiento. En las cumbres, las posiciones son nacionalistas. Dominaron todo, salvo aquellas pocas arrebatas con inmenso dolor por las tropas republicanas.

vaina ametralladora lewis

 

Documentando la visita y organizando un dossier que ira siendo publicado por el GIPL, acabamos en el monasterio trapense de la Aldehuela, desgraciadamente demasiado conocido para quien no tiene respeto por el Patrimonio histórico del Parque Lineal.

La toponimia no miente, y el lugar es de origen árabe. No será hasta las repoblaciones cristianas del siglo XIII cuando aparezca como su Señor el linaje de los Ruy Sánchez Zapata.

 

monaterio de la aldehuela

A finales del siglo XIX se establece allí la Trapa de la Aldehuela, reedificando lo que allí hubiera construido, aislados del exterior, haciendo vida monástica. No será por mucho tiempo, porque a principio del siglo XX lo abandona, dejando tras de sí las formas arquitectónicas tan propias y llamativas que hoy podemos observar claramente.

monasterio de la aldehuela, capilla

Durante la Guerra Civil es ocupado por las tropas republicanas y en la segunda mitad del siglo XX es vuelto a ocupar, con claros signos de reedificación. Es a finales de este siglo cuando se vuelve a abandonar y a ocupar por tribus urbanas de las más variopintas aficiones, con un evidente deterioro del conjunto histórico artístico.

monasterio de la aldehuela

Esta entrada fue publicada en Actividades socios, Actualidad, excursiones, Historia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ruta por la aldehuela y la Marañosa

  1. ozenki dijo:

    éstas son las buenas rutas…

  2. Vicente dijo:

    Los socios volveremos en breve, nos quedó mucho por investigar…

  3. garciacuestamanuel@yahoo.es dijo:

    yo naci el la finca de la aldehuela y fui monaguillo el la iglesia que ahora me da pena ver como esta,tambien vi el accidente de avion en 1957 .

  4. Ángel dijo:

    La historia del Real Sitio de Gózquez y de sus dependencias, entre ellas la finca y caserío de La Aldehuela, es un cometido en el que nos hemos embarcado durante los últimos meses, a fin de avanzar unos mínimos apuntes de la historia de estos enclaves tan cargados de importantes aconteceres y tan ignorados por casi todos.
    Tu experiencia, Manuel, sería muy valiosa para completar este saber casi perdido sobre nuestro entorno.
    Hay una serie de “huecos” aún por cubrir, desde el momento en que los monjes del monasterio trapense de Val San José, renunciaron a continuar en La Aldehuela, allá por 1927, y procedieron a su venta (creemos que a los Marqueses de Perales).
    Durante la guerra civil fue posición avanzada republicana entre febrero de 1936 a marzo de 1939, evacuándose al completo la población civil por ser línea de fuego.
    Después, recuperada la actividad normal en un conjunto agropecuario como éste, sostenida por un grupo de familias al servicio de sus propietarios, transcurrió más de medio siglo hasta llegar al estado de desolación y abandono que ahora contemplamos.
    El caudal de conocimientos que indudablemente tendrás sobre lo acontecido en lugar tan singular no tiene precio.
    Sería de agradecer, nos brindaras algún apunte u opinión sobre todo ello.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>